jueves, 15 de septiembre de 2016





Cuando todo parece derrumbarse
siempre me acuerdo de mi madre,
experta en mil derrotas y naufragios.


Supuse tantas cosas que me olvidé
de lo más importante: es peligroso suponer.
No tiene gracia revolver la ropa sucia con la limpia:
nada cambia por efecto de otro.

La causa viene de dentro. Siempre.

Soluciones queremos, rápidas y eficaces
como son las buenas soluciones. 
No nos conformamos con amagos:
todo, aquí y ahora. El momento perfecto para triunfar.

El triunfo no es solo ganar: a base de perder
se forma la resistencia, más poderosa que la victoria
momentánea, con fecha de caducidad.

Ponerse en este lado de la cuerda deshilachada,
que quiere desatarse en cualquier momento y dejarte caer;
arrostrar ese peligro, masticar el miedo, volverte loca sin remedio.

Son opciones de vida, no parece haber una escapatoria.
Si tú crees que eliges, vas dada...




Teo
15 septiembre 2016







Imagen tomada de Pinterest http://pin.it/-vqM-ng


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada