jueves, 8 de septiembre de 2016



No voy a quererte sin más.

Voy a decirlo alto y claro.
Podré sentirlo y tatuármelo incluso.

Sabrás que te quiero
no solo porque es verdad;
solo el tiempo escribe con letras
de oro lo que es y no lo que será.

A veces tendré tantas ganas de amarte
que me confundirá el deseo 
con la evidencia:
nada puede compararse
a ese instante en el que vives 
un sueño hecho realidad.
Aunque todos los sueños se agolpen en tu mente
esperando su turno.

Simplemente, te quiero.
Sin complicaciones.
O tal ves complicándolo todo, 
como a veces nos gusta hacer 
a los que la razón define.

Es posible quererte tanto
porque yo ya lo hecho:
el martes pasado me quedé
congelada al comprobarlo.
Si tú quieres, yo voy a quererte toda la vida
y la muerte.

Fíjate si te quiero.



Teo
8 septiembre 2016





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada